Memorial Internacional por las victimes de la guerra contra las drogas

jul 20, 16 Memorial Internacional por las victimes de la guerra contra las drogas

¿Por qué las personas usuarias de drogues tienen su propio día para el recuerdo?

Se contabiliza que se producen unas 183.000 muertes relacionadas con las

drogas al año. [1] Sin embargo, en lugar de reconocer que las actuales políticas de drogas no funcionan, las drogas y las personas que las utilizan continúan siendo consideradas como el “problema ‘y utilizadas como “chivo expiatorio”.

La aspiración de la llamada “guerra contra las drogas” contrasta con el hecho que la penalización y la prohibición han fracasado en conseguir su propia ambición equivocada: en lugar de reducir el consumo de drogues, les persones que consumen drogues son catastróficamente afectadas y también las comunidades donde viven. Las drogas, y las personas que las utilizan, no son el “problema”. El problema, de hecho, es la guerra contra las drogas y las violaciones sistemáticas de los derechos humanos que impulsa.

Actuando contra el uso de las drogas, se está impulsando una considerable violencia contra las personas que las utilizan y su entorno, aumentando al mismo tiempo las tasas de encarcelamientos por delitos relacionados con las drogas. Otra consecuencia importante es la producción en el mercado negro de sustancias adulteradas que contienen contaminantes tóxicos elevando exponencialmente los riesgos de morbilidad y mortalidad entre las personas consumidoras. La oposición al uso de drogas ha llevado a la oposición a los programas de reducción de daños y riesgos en todo el mundo. La oposición a la reducción de daños se ha traducido en la gran mayoría de las personas que usan drogas en no poder acceder a servicios como: los programas de intercambio de jeringuillas, las terapias de sustitución con opiáceos, los análisis de sustancias así como las salas de consumo supervisado. Como resultado de la falta de accesos a los servicios de reducción de daños, la transmisión de los virus transmitidos por la sangre, y la mortalidad relacionada con las sobredosis-, es devastadora i innecesariamente alta: se calcula que el 18% de les persones que se inyectan drogas viven con VIH (2,8 millones), y entre el 45,2% i el 55,3% se calcula que vive con la hepatitis C.

Un día para recordar y honrar a todas las personas que han muerto.

El 21 de Julio es un día para honrar a los amigos, seres queridos, colegas, compañeros y todas las personas que han sido conducidas a una muerte prematura como a consecuencia de la incesante y totalmente injustificable, guerra contra las drogas. Hacemos énfasis una vez más en que esta guerra es en realidad una guerra contra las personas que consumen drogas.

A todas las personas que…

Han muerto a causa de las sustancias adulteradas no reguladas como resultado del actual mercado negro.

Han sido criminalizadas o encarceladas a causa de su adicción o porque han muerto de sobredosis después de su libertad.

Han muerto a causa de las infecciones relacionadas con el consumo, por los estragos de la pobreza o la discriminación en nuestros hospitales. Por los que mueren en las prisiones de enfermedades, violencia y muchas ejecuciones que lamentablemente en algunos países como Singapur, Birmania o China continúan produciéndose.

Han muerto a causa de los virus transmitidos debido a la mentalidad de guerra contra las drogas que desanima activamente e incluso penaliza los programas de reducción de daños y riesgos y el tratamiento como los EEUU y Rusia.

Desafían las leyes para obtener su medicación o sustancia y que se ven atrapadas en el fuego cruzado de las redadas policiales o guerras de bandas fuertemente armadas a causa del afán de lucro proporcionado por el mercado de las drogas ilegal, por los que han abandonado la esperanza o han renunciado a la lucha y por los que no podían luchar más.

Siempre que la prohibición, la penalización, y la guerra contra las drogas sigan las personas que utilizan drogas, así como sus familiares y comunidades continuaran sufriendo un daño considerable, y seguirán muriendo innecesariamente.

En pocas palabras, la guerra contra las drogas es totalmente incompatible con la promoción de los derechos humanos, la salud, la seguridad y el bienestar.

 

Texto adaptado de: http://inpud.net/en/international-drug-users-remembrance-day-2015

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *